7 Claves para impresionar con los palillos

La cultura japonesa es conocida por su gran arraigo a las tradiciones y protocolos y, como no podía ser de otro modo, esto se extiende a la hora de comer y al uso de los palillos.

¿Quieres saber cómo impresionar con algunos trucos sencillos a la hora de comer en un restaurante japonés?

China fue pionera a la hora de introducir los palillos para más tarde extender su uso a Japón, dónde las piezas metálicas – los cubiertos – rompían la armonía de colores y sabores de sus platos. En sus inicios, se reservaban para ocasiones especiales, pero en la actualidad se han convertido en unmust de la cultura del sol naciente.

El auge de los restaurantes de comida japonesa sumado a los expertos que aseguran que “no sabe igual la comida asiática con cubiertos que con palillos” hace que cada vez sean más los occidentales que se suman a esta moda.

Aprender a utilizar los palillos no es difícil, pero sí que requiere técnica y mucha práctica. A continuación, te mostramos 7 reglas básicas a tener en cuenta cuando vayas a comer sushi:

Regla nº 1: Los palillos no se clavan en el arroz. Este acto puede resultar ofensivo ya que es una práctica habitual en las ceremonias religiosas.

Regla nº 2: La comida no se pasa de palillo a palillo. Lo correcto para dar a probar tu comida es dejar un poco en el plato de tu acompañante.

Regla nº 3: Los palillos se deben dejar rectos al finalizar. Ojo! Dejarte un plato sin terminar es un gesto de muy mal gusto.

Regla nº 4: No es recomendable gesticular con los palillos en la mano. ¡Cuidado con señalar con los palillos!

Regla nº 5: Los palillos no son un cuchillo. La comida japonesa está preparada para comerla entera, sin cortarla.

Regla nº 6: Los palillos no se chupan.

Regla nº 7: Da la vuelta a tus palillos si vas a coger de un plato para compartir.

Recuerda estos consejos cuando vayas a comer a un restaurante japonés o pidas tu sushi a domicilio, te ayudará a impresionar a los tuyos y a disfrutar de una auténtica experiencia gastronómica.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *